• Responsabilidad Social Corporativa

  • No hay mayor lealtad, que la empatía de una empresa hacia su sociedad.

    El 2020 ha traído consigo un sinnúmero de vicisitudes que ha obligado a las empresas optar por respuestas ágiles y dinámicas, además de tener mucha capacidad de adaptación ante escenarios de altísima incertidumbre. Así mismo, ha puesto de manifiesto el rol de la empresa frente a su entorno. Muchas, con excelente iniciativa, han orientado su apoyo, rápidamente, a la primera línea que ha enfrentado la temible pandemia; otras optaron por ayudar directamente, desde su negocio central, a clientes afectados por la emergencia, reorientando pagos, por ejemplo, y manteniendo sus servicios operativos sin suspenderlos.

    De igual forma, existen muchas otras empresas que se vieron sobrepasadas por esta situación y cuando la calma o la mediana normalidad se empezó a notar, ven el efecto de esta tragedia y buscan sumarse en el impacto que puedan tener sobre su comunidad.

    Ante ello, ¿Es importante para las empresas contar con un programa de RSC? ¿influye en la lealtad de sus clientes?

    Las empresas, como actores importantes y generadores de riqueza, representan un gran impacto en la sociedad. En ese sentido, no deberían ser ajenos a la problemática de su entorno y podrían tomar acción para ayudar a solucionarla, no siendo esta obligatoria, pero sí una motivación de cara a la reputación y percepción que se tiene de ella y cómo los consumidores pueden ver a las marcas.

    Ante ello, es que se hacen estudios como el de Morning Consult, a pedido de IBM España, donde se encuestó a 7024 adultos de 14 países, sobre la percepción de los consumidores de todo el mundo respecto la labor de la Responsabilidad Social Corporativa.

    La investigación arroja puntos importantes para que las empresas cuenten con  programas de responsabilidad social. Uno de ellos es que los usuarios sean el foco de la estrategia, así como que se promuevan empleos de calidad (79%) y la inversión en los empleados (79%) son los pilares entre los encuestados, y los millennials (83%) manifiestan que prefieren empresas de un perfil más comprometido con la sociedad y el medioambiente.

    Por su parte, un estudio de Verizon indica que las compañías que implementaron un programa de responsabilidad social, registraron un aumento en sus ventas de hasta el 20%, lo cual demuestra la importancia de las mismas.

    Sin duda, todas estas preferencia, hacen que la percepción del consumidor, usuario, cliente o sociedad, hacia una empresa o marca tenga un giro favorable, una posibilidad de recordación mayor, de favoritismo y prioridad al momento de la compra, ya que el consumidor actual aprecia mucho más a una empresa comprometida con la sociedad y cumpliendo un rol determinante al momento de hablar del cuidado del medioambiente.